El asesor de Trump que deseó la muerte a Obama y a Michelle vivir entre gorilas hace 'mea culpa'

36


EFE

  • Deseó que Obama muera en 2017 por la enfermedad de las vacas locas.
  • De Michelle dijo esperar “que volviera a ser un hombre y la soltaran en Zimbabue, donde viviría cómodamente en una cueva con Maxie, el gorila”.
  • Niega ser “un racista” y dice que escogió mal las palabras.
  • Su futuro político parece que está acabado, según fuentes republicanas.

Uno de los colaboradores de la campaña electoral de Donald Trump en Nueva York, Carl Paladino, reconoció este martes su “error” por los comentarios dirigidos al presidente Barack Obama y a su esposa Michelle Obama y los atribuyó a una mala “elección de palabras”.

Paladino recibió una oleada de críticas la semana pasada, incluidas algunas procedentes del equipo de transición presidencial, por desear que Obama muera el año próximo tras contraer “la enfermedad de las vacas locas”.

Y sobre Michelle dijo de ella que le gustaría “que volviera a ser un hombre y la soltaran en Zimbabue, donde viviría cómodamente en una cueva con Maxie, el gorila”.

En un primer momento, Paladino negó que sus comentarios fueran racistas, y este martes ofreció disculpas en una carta que dirigió al periódico Artvoice, de la ciudad de Búfalo, donde se publicaron inicialmente sus comentarios.

Según explicó el político, “no podría haber hecho una elección peor de palabras” para expresar sus sentimientos hacia Obama y su esposa, que calificó como un “error” por las emociones que experimentaba tras escuchar declaraciones del presidente de EEUU.

Explicó que los comentarios estaban incluidos en un cuestionario sobre sus deseos para el año próximo y que pretendía enviarlos a “un par de amigos”, aunque por error las envió a la revista mencionada, según sostiene.

El político niega que sea “un racista”, hace un discurso panegírico de sus supuestas acciones en favor de las “comunidades minoritarias” y lamenta que la polémica haya afectado a su hija de 17 años, que nunca pensó que su “héroe podría ser tan estúpido”.

Paladino llegó a competir para ocupar el puesto de gobernador del estado de Nueva York en 2010, pero perdió ante el demócrata Andrew Cuomo.

Sus comentarios, aunque hayan sido fruto de una reacción “sarcástica”, como sostiene, llegaron a ser calificados como “totalmente censurables” por el equipo de transición presidencial de Trump.

Su futuro político parece que está acabado, según fuentes republicanas citadas por medios locales.

EFE



Ver noticia original