Una mujer violada, golpeada y empalada muere tras 16 horas de agonía en Argentina

32


‘Ni una menos’ en Argentina: miles de mujeres marchan el ‘Miércoles negro’ por la violencia machista, el 19 de octubre de 2016 en toda Latinoamérica. (EFE)

La noche del pasado sábado la argentina de 47 años Irma Ferreyra da Rocha salió a bailar pero nunca regresó a casa. De madrugada fue víctima de una brutal agresión sexual en un descampado a la que no logró sobrevivir. Fue violada, golpeada y empalada con la rama de un árbol. 

En el hospital me dijo que no aguantaba más el dolor Vecinos de Garupá, una localidad cercana a Posadas, en Misiones, al norte del país la auxiliaron al encontrarla gravemente herida. Según cuenta el diario lanación, Irma fue trasladada en  una ambulancia al hospital donde agonizó durante alrededor de 16 horas y finalmente falleció el domingo por un paro cardio-respiratorio, pese a los esfuerzos médicos por mantenerla con vida.

Según relató Silvina, una de sus hijas, al citado periódico “el sábado por la noche fue a bailar con un amigo al que le dicen Alejandro, alias ‘El Porteño'”. Este albañil de 28 años, es de momento el único arrestado y principal sospechoso de la agresión, según explican los medios locales.

“Irma salió del lugar y desapareció defnitivamente. Fue violada, sometida a una feroz golpiza, empalada y arrojada a un sitio baldío sobre la calle 248 del barrrio Villa Bonita de Garupá, no muy lejos del local de baile”, detalla el testimonio de su hija Silvina.

Mabel da Rocha, hermana de la víctima relató al diario local MisionesOnline sus últimas horas con vida. “Yo fui a verla al hospital Madariaga. Estaba destruida, es una imagen que no me voy a olvidar nunca. Ella, con su mirada, me transmitió su impotencia, su asco, su vergüenza por lo que había pasado. Después no habló más. Me dijo que no aguantaba más el dolor”, indicó Mabel.

Su asesinato remite necesariamente a la historia de otro feminicidio que conmocionó a la sociedad argentina hace apenas dos meses, el de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años que fue empalada hasta la muerte y que desató una ola de protestas, manifestaciones y paros en todo el país, así como en las grandes capitales de América Latina, donde la violencia machista contra las mujeres se lleva cientos de vidas cada año.

El movimiento Ni Una Menos, ha emitido un duro comunicado contra la muerte de Irma en el que condena esta nueva agresión mortal a una mujer en un país azotado por la violencia machista. Contra la crueldad, más feminismo.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

20MINUTOS.ES



Ver noticia original